¿Cómo puede la automatización mejorar la calidad del producto?

La calidad del producto puede mejorar por los fabricantes con la automatización, utilizando la robótica y sistemas de inspección.

calidad del producto industrial robotica y detección

Cuando Unilever lanzó Persil Power (detergente para ropa) en 1994, los clientes creyeron que era el quitamanchas perfecto. El problema era que, aunque la nueva fórmula eliminaba las manchas, también estropeaba la ropa. La retirada del producto y la gestión de todas las reclamaciones le costó a Unilever unos 330 millones de dólares. 

El lanzamiento de un producto de baja calidad por parte de una empresa puede repercutir negativamente en su reputación. Por ejemplo, un componente mecanizado en el sector aeroespacial se debe fabricar con un estrecho margen de tolerancia o no será adecuado para el montaje final. Una forma eficaz de conseguirlo es aumentando el nivel de automatización en las instalaciones.

Robótica

Invertir en automatización y robótica aumenta la velocidad de producción y mejora la productividad. Además, los robots son precisos y realizan sus funciones de manera repetible, lo que repercute en la calidad del producto.

Los robots se pueden programar para repetir una tarea de forma fiable y precisa en la línea de montaje. Lo cual este trabajo podría resultar repetitivo y laborioso para un trabajador humano. Los robots para realizar tareas repetitivas mejorará la precisión porque el robot no se cansará ni introducirá errores humanos.

Un robot de seis ejes, es articulado con un gran rendimiento que ha sido diseñado para aplicaciones de montaje. Los diferentes ejes aportan al robot la flexibilidad necesaria para realizar una gran variedad de tareas industriales. Los fabricantes pueden ubicarlos donde necesiten acciones rápidas y precisas, como aplicaciones de paletización.

Un sistema automatizado es muy susceptible de repetición, si esta calibrado correctamente. Esto significa que los productos también se manipularán siempre de la misma forma durante la producción. Si la máquina no funciona como debiera, seguramente necesite un componente de sustitución o realizar algunas tareas de mantenimiento. El control de todos estos factores garantizará el retorno de la inversión (ROI) para los fabricantes.

Detección

Cuando la línea de montaje se acelera y la duración de los ciclos disminuye, los fabricantes deben plantearse cómo supervisar la calidad. La inspección se puede realizar de forma manual pero es un proceso laborioso. Además, existe riesgo de error humano. Como alternativa, los fabricantes pueden invertir en un sistema de visión artificial para mejorar la velocidad y la precisión durante el control de calidad.

Los sistemas de visión artificial pueden inspeccionar rápidamente cada artículo de la línea de producción para garantizar la calidad del producto. Un sistema de visión artificial usa una combinación de luces, sensores y cámaras para garantizar que cada producto cumpla los mismos criterios específicos. Este a su vez, puede detectar defectos demasiado pequeños para el ojo humano. Puede realizar la inspección con suma rapidez y precisión. Además, puede informar de inmediato a los trabajadores humanos, por lo que los defectos se pueden detectar antes de que tengan consecuencias negativas.

Por suerte, ya no tenemos que preocuparnos de que nuestra ropa se desintegre al añadir Persil en la lavadora. En cualquier entorno de fabricación, un error durante el proceso de producción o inspección puede provocar defectos y costosas retiradas de productos, además de perjudicar su reputación. Los fabricantes deben plantearse cómo la tecnología puede contribuir a mejorar la calidad de los productos y detectar posibles fallos sin comprometer la productividad ni la velocidad de producción.

Fuente: Blog Automatas



¿Quieres conocer nuestras soluciones? CONTÁCTANOS -AQUÍ -

RECIBE MÁS NOTICIAS SOBRE INDUSTRIA 4.0



No Comments Yet.

Leave a comment